La piña es la fruta ideal para limpiar el organismo y desintoxicarse después de días de excesos. Esta fruta es baja en calorías (46 calorías por 100 gramos), es ligeramente laxante y normaliza las funciones del aparato digestivo. 
La piña, con su elevado contenido de agua, y bien madurada, aporta alrededor del 11g/ 100 g de hidratos de carbono. En cuanto a los minerales, destacan en cantidad el potasio, yodo, magnesio, cobre y manganeso.  Las vitaminas más abundantes de la piña son la vitamina C y, en menor cantidad, la vitamina o B1 y la B6 o piridoxina. 
El jugo de esta fruta presenta la enzima bromelina que hidroliza las proteínas de los alimentos facilitando su digestión. Su considerable contenido en fibra lo convierten en un ligero laxante y normaliza las funciones intestinales, además de activar las funciones pancreáticas.
Si quieres saber más sobre esta fruta “limpiadora”: