En verano todas nuestras rutinas cambian, pasamos más tiempo en familia y nos apetece hacer planes al aire libre. Aquí os dejamos con una recopilación de 4 planes de verano que nunca fallan… ¡Son todo un clásico!

  1. Piscinas y actividades al aire libre

¿A qué niño no le gusta darse un remojón en verano?  Da igual que sea en la piscina, en la playa o con una batalla de globos… ¡El agua les encanta! Es por eso que este plan es un clásico que nunca falla.

Y si es en familia… ¡Mucho mejor! 🙂

    2. A casa de los abuelos

“Mamá, papá… ¿cuándo vamos a ver a los abuelos?” Es una de las frases más repetidas por los peques este verano, y es que este plan nunca falla. Los abuelos juegan un importante papel en la familia para los niños, y junto a sus nietos se complementan perfectamente: mientras que los más pequeños dan a los mayores una inyección de vida, ellos reciben importantes valores y actitudes que determinarán su conducta social y su educación en un futuro.

   3. A dónde sea de vacaciones… ¡Pero nos vamos!

Las vacaciones son determinantes para toda la familia, y es que rompen con la rutina y ayudan a mantener el equilibrio mental y físico. Y la pregunta es… ¿A dónde nos vamos? A veces el presupuesto no nos llega o no podemos permitirnos ir muy  lejos por trabajo, pero la cuestión es que el dónde importa poco, lo importante es salir aunque sea una escapada de corta duración: un domingo de picnic al monte, un par de días a las playa… ¡Dónde sea!

   4. De camping en familia

Un opción económica para pasar las vacaciones en familia es irnos de camping, aunque en verano al ser temporada alta suelen estar bastante llenos, por lo que recomendamos reservar con bastante tiempo de antelación. Además, lo bueno del camping es que puedes elegir tanto playa, como monte o campo… ¡Lo que más os apetezca!