Ya están aquí las vacaciones de verano y es momento de descansar, viajar y compartir risas con familiares y amigos. Después de todo un curso trabajando todos necesitamos un respiro, incluidos los más pequeños. Y es que se merecen un aplauso tras haber superado el curso escolar y olvidarse un poco de la rutina “de colegio”.

Ahora sólo toca divertirse, desconectar y disfrutar de las vacaciones, jugar con esos juguetes que le regalasteis en Navidad sin mirar el reloj, ir a la playa con la familia o correr con sus primos por el campo.

Pero que no se nos olvide aplicar todo lo que hemos aprendido este curso: la importancia de llevar un estilo de vida saludable comiendo sano (frutas, hortalizas, dieta mediterránea…), haciendo ejercicio y  evitando el sedentarismo. Es imprescindible que sigamos inculcando estos valores para que, de cara a septiembre, no les sea tan difícil la vuelta a la rutina.

¡Nos vemos el curso que viene más saludables que nunca! 🙂